Español es
  • English en
  • Español es
Español es
  • English en
  • Español es
Carrito 0

Technology

JÚLIA G ESCRIBÀ X OUTLAST
UNIQUE CLIMATE REGULATION

 

La tecnología Outlast® emplea materiales de cambio de fase (PCM), que absorben el calor, lo almacenan y lo liberan cuando se necesita para lograr un control idóneo de la humedad y la temperatura. Para ilustrar cómo funciona la tecnología Outlast®, utilizaremos el ejemplo de un cubito de hielo dentro de un vaso de agua: si el hielo se derrite (es decir, cambia su estado de agregación - o fase - de sólido a líquido), este absorbe calor y por tanto enfría el agua, de modo que la bebida mantiene durante más tiempo la temperatura deseada. Los materiales de cambio de fase (PCM) Outlast® funcionan de la misma forma, aunque en la mayoría de casos se encapsulan para que estén encerrados y protegidos permanentemente dentro de una coraza de polímero. Estos materiales de cambio de fase encapsulados reciben el nombre de Thermocules™.

El proceso de encapsulación hace que las Thermocules™ sean extraordinariamente resistentes en multitud de aplicaciones; las microcápsulas están incorporadas en todos nuestros diseños. La capacidad de absorber calor, almacenarlo y liberarlo permite a todos nuestros diseños regular la temperatura de la piel de manera continuada. Si la piel se sobrecalienta, el calor es absorbido; si por el contrario la piel se enfría, se libera el calor almacenado. 

La tecnología Outlast® no funciona por medio del fenómeno de la capilaridad, que simplemente "regula" la humedad alejando de la piel el sudor producido. La tecnología Outlast® comienza a trabajar activamente mucho antes y reduce la necesidad de generar sudor. Este es el secreto de Outlast® y supone una diferencia fundamental.

- Revisad el corto video.

Utilizamos  Outlast® technology en nuestros diseños: ”Probado en el espacio, disponible en la Tierra”

La tecnología Outlast® de materiales de cambio de fase es la única que ha recibido el sello de "Tecnología Espacial Certificado™.  Esta tecnología fue desarrollada inicialmente para la NASA, y su eficiencia y seguridad se comprueban de forma continua en las aplicaciones más diversas que lanzan al mercado prestigiosas patentes.